Blog

corrosion del acero
Escrito por VH 0 Comentarios

¿Qué provoca la corrosión del acero y cómo prevenirla?

La corrosión del acero es el proceso de deterioro que se produce como resultado de una reacción química. Conoce más sobre su prevención.

Cuando se observa la estructura del acero, se puede ver que tiene mucho oxígeno. Esto significa que reaccionará con el aire que lo rodea y se convertirá en óxido. El óxido seguirá corroyéndose hasta que no quede más que polvo. ¡Esto se llama corrosión del acero!

La causa principal de la corrosión es la humedad en el aire y las gotas de agua en su objeto de acero. Esta humedad puede provenir de la lluvia, el rocío o incluso la nieve: siempre que haya humedad en el aire, su acero puede corroerse si no está bien protegido.

¿Qué es la corrosión del acero?

La corrosión es el proceso por el que un material se deteriora cuando se expone a una sustancia corrosiva. Esto puede ocurrirle a cualquier material, pero típicamente ocurre en metales como el acero y el hierro. Cuando estos materiales se exponen al agua, por ejemplo, se produce una reacción química entre el agua y el metal que da lugar a la oxidación (o corrosión).

¿Qué causa la corrosión del acero?

Hay muchos tipos diferentes de corrosión, pero todos son el resultado de la exposición a algún tipo de sustancia dañina. La causa más común es el agua; por eso se suele ver óxido en las tuberías metálicas que tienen fugas o se corroen más rápido que otras partes de una estructura. También hay casos más extremos en los que la presencia de sal provoca una corrosión más rápida. Lo más importante es mantener el acero seco y limpio para que no haya posibilidad de oxidación u otro tipo de daños.

La razón por la que la corrosión se produce en el acero es porque hay pequeñas cantidades de oxígeno (O2) en el aire. Cuando estas moléculas entran en contacto con las superficies metálicas, reaccionan con ellas y forman nuevos compuestos. Uno de estos compuestos se llama Fe2O3, que forma una capa protectora sobre la superficie del metal. Esto impide que se produzca más corrosión por debajo de esta capa de oxidación, pero sólo temporalmente.

Tipos de corrosión

Hay dos tipos principales de corrosión: galvánica y no galvánica. 

La corrosión galvánica se produce cuando dos metales diferentes entran en contacto y hay un electrolito (como el agua). La corrosión galvánica puede evitarse utilizando diferentes tipos de metales para las distintas partes de una estructura, o utilizando revestimientos para evitar el contacto entre metales distintos.

La corrosión no galvánica se produce más lentamente que la galvánica y suele ser consecuencia de la contaminación del aire o de reacciones químicas con otras sustancias como la sal. Suele estar causada por un mal mantenimiento o unas condiciones de almacenamiento inadecuadas.

¿Cómo prevenir la corrosión del acero?

Hay muchas maneras de evitar que la corrosión afecte a su estructura metálica. Puede recubrir el acero con pintura u otros materiales protectores para evitar que se oxide. También puede utilizar sistemas eléctricos para crear una barrera entre el aire exterior y sus estructuras metálicas que evitará que se produzca la corrosión.

La prevención de la corrosión requiere un seguimiento continuo por parte de profesionales que comprendan cómo pueden cambiar las condiciones con el tiempo para ajustar los métodos de tratamiento en consecuencia. 

Debe asegurarse de que todas las superficies estén limpias antes de ponerlas en servicio, ya que si hay algún contaminante en la superficie puede acelerar la corrosión. Por ejemplo, debe limpiar cualquier suciedad o aceite con agua y jabón antes de utilizar cualquier herramienta en ellas porque estas sustancias acelerarán la corrosión en algunos casos.

No te pierdas los mejores consejos sobre el uso del acero en nuestro blog.

Comentario