Correo

ventas@vh.cl

Teléfono

+56 2 2462 6900

Blog

Escrito por Team VH 0 Comentarios

¿Cómo hacer mantenimiento a la reja del hogar para su buen estado?

En este artículo revisaremos cómo el mantenimiento apropiado ayuda a dejar en buen estado las rejas de la casa, para que duren muchos años más. Recordemos que las rejas además de brindarnos protección, son lo primero que ven otras personas que miran desde el exterior.

Sin importar el tipo de material, llegará un momento en el que necesiten el cuidado adecuado,  porque con el tiempo se van desgastando. En las construcciones todos los elementos que la componen sufren deterioro con el tiempo, la reja de la casa es uno que no está ajeno a eso, más aún por su condición de ser elemento exterior de una vivienda.

En el caso de las rejas de acero, hay que estar atentos para poder saber cuándo es el momento justo en el que se requiere hacer una mantención. Con el paso de los años se hace evidente el deterioro.

¿Qué hacer para lograr un buen mantenimiento de la reja del hogar? 

Las rejas están expuestas a las condiciones extremas del clima, como lluvia, viento, calor y humedad. No es difícil realizar esta tarea, además hacerlo nos permitirá ahorrar para el futuro y así evitaremos un posible reemplazo.

En primera instancia, notaremos que la pintura es la primera en decirnos que la reja requiere de una intervención, para comprobarlo basta con una inspección visual de su estado y  encontraremos detalles, es posible que se vean descascaradas o desprendidas, si es así, significa que debes implementar una acción de mantenimiento lo más pronto posible.

Lo primero que debes hacer es lo siguiente:

Retirar la pintura que está vieja

Retirar la pintura antigua que no está cumpliendo con la función de proteger el metal. Este trabajo puedes hacerlo utilizando una lija (manual o eléctrica), para metal. 

Eliminar polvo y residuos

Una vez que ya hayas lijado toda la reja, es necesario que elimines todo el polvo de óxido y cualquier residuo de pintura que pudiera haber quedado en la superficie.

Aplicar anticorrosivo y nueva pintura

A continuación, estamos en condiciones de aplicar la mano de anticorrosivo seleccionado y lo siguiente es aplicar la pintura de terminación (color a elección), que puede ser un acabado mate o brillo, según tus preferencias. Si se debe reemplazar alguna pieza con más daño, entonces es recomendable consultar a un maestro especializado para dicho trabajo.

Te recomendamos: Perfiles y tubos de acero: ¿Qué ventaja tienen en la construcción?

Se recomienda también revisar el estado de bisagras, cerraduras y pasadores. Hay que tener presente que, si se realiza un mantenimiento programado en el tiempo (lo más recomendable es que sea por lo menos cada 18 o 24 meses), el trabajo a realizar será mucho menor.

Tenemos muchas soluciones con el uso de tubos de acero en la construcción, si te interesa saber más puedes visitar el Blog VH

Comentario