Teléfono

+56 2 2462 6900

Blog

Historia del acero
Escrito por VH 0 Comentarios

Historia del acero

Mira cómo se ha creado la historia del acero en Chile y el mundo. Te dejamos los datos que debes conocer en este artículo.

Los primeros indicios de la historia del acero datan del 3000 AC en vestigios encontrados en Egipto, siendo los Griegos quienes lograron endurecerlo para hacer armas a través de un tratamiento térmico. 

Estas aleaciones y tratamientos artesanales en pequeños hornos son lo que se conoce como hierro forjado. Fue en el siglo XIV que el tamaño de los hornos para la fundición creció considerablemente, al igual que el tiro para forzar el paso de los gases de combustión. 

El resultado de estos hornos era el llamado arrabio, una aleación que funde a una temperatura menor que el acero o el hierro forjado. El arrabio se refinaban después para fabricar acero.

La historia del acero en la construcción

En la construcción no fue sino hasta mediados del siglo XVIII que se comenzó a utilizar los primeros elementos en acero que fueron vigas y viguetas, las cuales en 1770 fueron incorporadas a la construcción de la Iglesia de Santa Ana en Inglaterra. 

Los primeros años del siglo XIX fueron el principio de la irrupción del acero como material de construcción, esto acompañado de la revolución industrial y una unión del acero y el vidrio que dio recordadas obras arquitectónicas como Invernadero del Jardín Botánico (1833) de París, el Palacio de Cristal (1851) de Londres. 

De esta manera el acero se impone como el material preponderante luego de la mitad del siglo XIX, y es en la Torre Eiffel (1889) de París cuando deja al mundo rendido a sus pies. En la última década del siglo se sientan las bases de la masificación absoluta del acero como material, dando frutos monumentales en los primeros años del siglo XX con obras de renombre y de gran desafío de la ingeniería y la construcción como los edificios  Woolworth Building, 58 pisos, 1912 y el Empire State Building (85 pisos, 1931).

El acero en Chile

En nuestro país el acero comienza a utilizarse en la segunda mitad del siglo XIX con edificios, dentro de los cuales resalta el Mercado Central, inaugurado en 1872 , aunque no fue hasta 1887 que se levantó una obra que hasta el día de hoy sorprende por su envergadura, El Viaducto del Malleco con una longitud de 347 metros y una altura en su parte mayor de 75 metros. Convirtiéndose así  en una obra emblemática para la ingeniería. Su concepción y cálculo estuvo a cargo de Don Victorino Lastarria.

Luego llegaron emblemáticos edificios que adornan con acero nuestras ciudades como la Estación Central (1875) ,El Museo Artequin (1889) y la Estación Mapocho (1905).

Hoy la construcción en acero está más vigente y presente que nunca gracias a nuevas tecnologías y una ingeniería capaz de diseñar y sorprender con los logros obtenidos.

Comentario