Teléfono

+56 2 2462 6900

Blog

Persona pintando sobre acero galvanizado con pistola.
Escrito por VH 1 Comentario

¿Cómo pintar sobre el acero galvanizado?

El acero galvanizado es un material que encontramos muy a menudo en nuestra vida diaria, en un poste de luz, en las señaléticas de tránsito, construcciones livianas o bien en distintos electrodomésticos.  

Para obtener el acero galvanizado, una de las formas más tradicionales es sumergir el metal en zinc fundido y este lo recubre generando una capa que previene la oxidación y corrosión del material, aumentando de esta manera su resistencia mecánica frente a los golpes. 

Es un acero bastante ocupado en construcción, pero que nos hace entrever problemas al momento de aplicar pintura sobre este, ya que su superficie no es lisa y presenta impurezas, por lo que resulta complejo que se adhiera de buena forma. 

También te podría interesar: El acero galvanizado en nuestra vida

¿Cuáles son los pasos para pintar el acero galvanizado? 

Probablemente, te has percatado que esmaltar el acero galvanizado no es tan fácil, ya que la pintura no se adhiere a la superficie. La capa de zinc que lo cubre por lo general rechaza el esmalte provocando que a la larga este se desprenda. 

En VH te entregamos 4 tips que puedes seguir para que la pintura se adhiera de buena manera a este tipo de acero: 

1. Limpiar la superficie 

Como consejo, es importante que antes de aplicar cualquier tipo de pintura limpies bien el acero galvanizado y te asegures de que la superficie esté seca, eliminar toda acumulación de polvo y grasa que pueda afectar la forma en que la capa de pintura se deposita sobre el metal y fijarte que no queden restos de aceite. 

El objetivo es que quede totalmente liso, de lo contrario el esmalte que aplicaremos puede despegarse a la larga. Es crucial que se lije el acero de manera uniforme. 

2. Elige correctamente el tipo de pintura para el acero galvanizado

Después de tener lisa la superficie del acero galvanizado, es fundamental que coloques una base antes de comenzar el proceso de pintar. Aplicada ya esta base, el siguiente paso será elegir cuál tipo de pintura, por lo general a muchos les gusta el látex, el cual no está diseñado para el acero galvanizado pero que puede funcionar. 

En VH recomendamos utilizar el “Esmalte Industrial Multisuperficies” una pintura especializada para el acero galvanizado, ya que estas se adhieren de mejor forma y tienen menos trabajo de preparación. 

3. ¡A pintar! 

Ya elegimos nuestro esmalte, lijamos la superficie hasta dejarla completamente lisa, entonces estamos ya preparados para comenzar el proceso de pintura. Para pintar sobre acero galvanizado es recomendable ocupar pistola, por el hecho de que usar este tipo de herramienta permite aplicar capas de pinturas más delgadas. 

En los lugares que sean más difíciles de pintar pueden ser pintadas con un rodillo o bien con una brocha. Por lo general, uno piensa que aplicar capas más gruesas de pintura puede ser más beneficioso para el metal, por el hecho de que le dará mayor protección, pero esto no es del todo cierto en este elemento debido a que sufre más tensión y al final dichas capas aplicadas terminarán por desprenderse. 

En VH te aconsejamos aplicar dos capas finas de pintura. La primera mezclada con algún disolvente y la segunda con una baja presión de aire al ocupar la pistola.

4. Respetar los tiempos de pintura

Es importante que durante y después del proceso de pintura, se respete el tiempo para que el esmalte aplicado se adhiera de buena forma y este no presente dificultades a futuro. 

Cómo aconsejamos previamente, al aplicar capas finas de pintura este proceso será mucho más rápido, ya que el secado de la pintura tomará menos tiempo y esto le dará mayor fluidez al trabajo para aplicar una segunda capa.

Tenemos muchas soluciones con el uso de tubos y perfiles de acero en la construcción, si te interesa saber más puedes visitar el Blog VH

Comentario