Teléfono

+56 2 2462 6900

Blog

tubos de acero
Escrito por VH 1 Comentario

Tubos de acero, ¿cómo curvarlos?

Los tubos de acero son una de las formas más comunes de percibir el acero. Lo cierto es que, este popular y atractivo formato, muchas veces necesitará ser curvado para poder utilizarse de manera óptima, ya sea en maquinarias, automóviles, barras de metro y otras estructuras. 

¿Sabes qué pasa cuando un tubo se curva? ¿Cómo y con qué maquinaria pueden curvarse? Si aún no sabes la respuesta, te invitamos a seguir leyendo este artículo sobre el curvado o doblado de tubos de acero. 

Tubos de acero, ¿con qué se pueden curvar?  

Para doblar tubos de acero es necesario utilizar la maquinaria adecuada; comúnmente se emplea una que recibe el nombre de “máquina dobladora”. También, en algunos casos, se puede utilizar una curvadora de tubos o un soplete, aunque esto es mucho menos profesional. 

En el caso de las máquinas dobladoras, estas utilizan diferentes métodos, entre los cuales encontramos: 

  • Rotatorio 
  • En rodillos
  • Presión
  • Estacionario

Las máquinas dobladoras usan un cilindro hidráulico para poder doblar los tubos. La fuerza de la máquina, junto con el tiempo necesario para el procedimiento, permitirán obtener tubos perfectamente curvados. 

Tal vez quieras leer: ¿Qué es la aleación de acero? 

¿Qué ocurre cuando se dobla un tubo? 

Cuando doblamos un tubo de acero, su pared externa se estira y adelgaza, mientras, por otro lado, su pared interna se estrecha y engrosa debido a la compresión del metal. 

Casi siempre, cuando se quiere doblar un tubo, la idea es que este quede uniforme, lo cual es bastante sencillo de lograr si el tubo se dobla en un radio amplio y si es que su grosor de pared es ancho. 

Es necesario fijarse en esto último para curvar tubos de acero, es decir, si el radio de doblez es amplio o pequeño. 

Importancia del radio de curvatura 

Como mencionamos antes, el radio de curvatura es imprescindible para analizar la viabilidad del doblado de tubos, este sirve para determinar el grado de dificultad de que el tubo de acero pueda deformarse al estar en frío. 

Calcular el radio es muy fácil, para esto deberás dividir el radio medio o central (línea central que pasa por el tubo), en el radio diámetro externo del tubo, el resultado te indicará si el tubo puede ser curvado y de qué manera debería serlo. 

Cuando un tubo no es viable para ser curvado, su pared puede volverse demasiado delgada, ocasionando los siguientes incidentes: 

  • Que el tubo colapse 
  • Se formen pliegues  
  • Se deforme 
  • Se formen grietas 

Otras formas de curvar tubos de acero

Además de la dobladora, que vendría a ser la técnica más profesional para el curvado de tubos, también pueden usarse otros métodos, como un soplete o una curvadora de tubos. A continuación te explicamos brevemente cómo se utilizan estos 2 aparatos: 

1 | Soplete

Primero que todo, intenta que el soplete que vayas a comprar sea (preferentemente) de acetileno, ya que necesitarás de altas temperaturas (y de manera constante). 

  1. Ahora sí, lo primero que debes hacer es poner el tubo en un tornillo de banco, así el tubo se mantendrá firme – en este punto, procura no usar demasiado presión, ya que podrías deformar el tubo-. 
  1. Con ayuda del soplete, caliente el tubo en el lugar que quieres curvar y también alrededor de él, esto ayudará a que el tubo se doble de forma uniforme, y no se arrugue en zonas específicas. 
  1. Ahora comienza a doblar el tubo con fuerza y cuidado a la vez, sin ser brusco/a. Te recomendamos utilizar guantes gruesos para no quemarte al doblar el tubo. Además, sería útil que otra persona esté para ayudarte, así, mientras una dobla el tubo, la otra se encarga de seguir aplicando el soplete.
  1. Continúa doblando el tubo hasta obtener el ángulo que deseas. 

2 | Curvadora de tubos 

Otra forma de curvar tubos de acero es por medio de una curvadora de tubos. Para ello, podrías comprar una en una ferretería o en una tienda similar. 

  1. Lo primero que deberás hacer es tener a mano el troquel que necesites para curvar el tubo, basándote en su medida. Por ejemplo, para un tubo de 2 cm, necesitarás un troquel de 2 cm. Si te equivocas en esta parte, puede que el resultado sea un tubo aplanado o dañado.  

*Algunas curvadoras de tubos vienen con un paquete de troqueles, averigua si hay uno que te sirve. 

  1. Fija el tubo al troquel, y luego introdúcelo dentro de la curvadora. Después presiona la curvadora hacia abajo. Ayúdate de una gata para auto para hacer que el tubo se mantenga en su lugar. 
  1. Sigue doblando hasta tener el ángulo que deseas. Recuerda, según la fuerza que emplees sobre la curvadora, el tubo se doblará en ángulos más agudos. 

Soluciones VH  

En VH contamos con más de 50 años de experiencia en la fabricación de acero, tubos y perfiles. Puedes revisar nuestro catálogo si deseas, o ponerte en contacto si tienes alguna duda sobre nuestro servicio. 

Contamos con distintas soluciones con el uso de tubos y perfiles de acero en la construcción, si te interesa saber más puedes visitar el Blog VH

Comentario