Teléfono

+56 2 2462 6900

Blog

arquitectura en acero
Escrito por VH 0 Comentarios

Arquitectura en acero: La Torre Eiffel y sus 7.300 toneladas de acero

El acero se ha impuesto como el material para la construcción preponderante desde la mitad del siglo XIX; ejemplo de ello es la popular arquitectura en acero de París: la Torre Eiffel (1889), una maravillosa obra hecha a partir de este material que dejó al mundo rendido a sus pies. 

Una arquitectura en acero que marcó la historia 

El proyecto de la estructura propuesta por Gustave Eiffel, ingeniero y empresario de París, fue seleccionado entre 117 propuestas distintas. En la obra, Eiffel incorporó a su equipo de trabajo a Maurice Koechlin y Emile Nouguier como ingenieros de proyecto, y a Stephen Sauvestre como arquitecto encargado del diseño. 

La idea original para la estructura de acero considereraba una altura de 300 metros, la que  coincidía con la cifra exacta de 1000 pies, pero en 1884 Eiffel patentó un nuevo diseño que permitía construir con perfiles de acero postes y soportes metálicos que darían la posibilidad real de alcanzar una altura superior a 300 metros.

Tal vez te interese leer: Acero construcción: 4 obras arquitectónicas de acero en Chile y el mundo 

Sobre la construcción

El montaje se inició en julio de 1887, con la instalación de las patas de la torre llegadas de la mestranza. Las estructuras metalicas fueron fabricadas en la maestranza de Levallois-Perret, cerca de París, sede de las empresas de Gustave Eiffel. Las piezas fueron diseñadas y calculadas al milímetro; donde un total de 18.000 piezas se trasladaron hacia Campo de Marte a orillas del Sena.

En la obra grandes cuadrillas de obreros trabajaron en el montaje de las piezas, bajo la mirada y supervision de un equipo de ingenieros con vasta experiencia en grandes viaductos metálicos, logrando llegar a concluir el montaje de este enorme mecano.

Para sujetar las piezas fue necesario colocar remaches en caliente, los que necesitaban a equipos de 4 hombres para su colocación, uno para aplicar calor, uno para sujetarlo en su sitio, uno para dar forma a la cabeza y el último para golpearlo con un mazo, solo así fue posible colocar los 2 millones y medio de remaches que la torre posee.

Las 4 patas de la torres reposan sobre cimientos de hormigón instalados unos metros bajo el nivel del suelo, sobre una cama de grava compacta, las que tardaron cinco meses en construirse, mientras que las 7.300 toneladas de acero de la parte metálica de la torre demoraron veintiún meses para ensamblar.

El montaje de la torre es una maravilla de precisión, considerando que se levantó con ayuda de andamios de madera y pequeñas grúas a vapor fijadas a la misma torre. Si bien la torre comenzó su construcción en enero de 1887, no fue hasta el 31 de marzo de 1889 que esta se se dio por terminada; fecha en que Gustave Eiffel fue condecorado con la Legión de Honor en la estrecha plataforma de la cima.

Comentario